Aprender en Movimiento

moviment treball sobre sí

Aprender en Movimiento

Empezamos respirando con sencillez, sin ninguna pretensión de mejorar ni modificar nada. Y esto nos lleva al presente, a este «Aquí y Ahora» que nos facilita la apertura de una puerta que se abre hacia dentro.

 

Esta puerta nos traslada a un espacio con un lenguaje particular porque no está formado únicamente por palabras. Nos invita a viajar por sensaciones y emociones que pertenecen a vivencias de etapas en las que la palabra no era una herramienta a nuestro alcance, vivencias que nos han construido de alguna manera y que escapan de nuestro control y conocimiento.

Como un eje vertebrador, la respiración mantiene unidos nuestro cuerpo físico, el cuerpo emocional y el cuerpo mental, y esto incluye la parte consciente e inconsciente de nuestro psiquismo.

En las sesiones de Trabajo sobre Sí en movimiento, damos prioridad al cuerpo y a las sensaciones físicas. El aprendizaje, a diferencia de otras aproximaciones terapéuticas, ocurre a través de experiencias vividas entre el movimiento, la música, el contacto y una actitud de aceptación de la experiencia que sucede.

El grupo es importante. Como si se tratara de una caja de resonancia, tiene un efecto amplificador y facilitador de la experiencia. Hasta el punto que la integramos como un sujeto más que participa de las sesiones. Hacemos nuevos descubrimientos gracias a la fuerza que nos ofrece y al efecto espejo de los compañeros. Las relaciones interpersonales que emergen no dejan de ser un laboratorio seguro donde experimentar con nuestros vínculos cotidianos.

Todas las emociones son bienvenidas. Mientras comprendemos la energía del miedo y aprendemos a atravesarla, es revelador darnos cuenta como la música, el movimiento y el cuerpo nos permiten entrar en contacto o atravesar espacios emocionales antagónicos con una facilidad a veces sorprendente…

 

El trabajo en círculo nos permite ventajas como la comunicación visual y la experimentación con movimientos que no son habituales en nosotros. Abarcar nuevas maneras de movernos o expresarnos está relacionado con cambios psíquicos profundos.

El juego y la creatividad nos facilitan momentos para contactar con el caos, la vergüenza, la rabia, el afecto, la vulnerabilidad o…

 

Estructuramos las sesiones en diversas fases, empezando por un calentamiento y enraizamiento que facilitan la fase de activación y movilización para culminar en otra de expresión y conscienciación. En una fase más avanzada de los grupos nos llega a menudo el regalo de momentos de irradiación donde emerge el placer de mostrarnos sin mascaras.

Con este trabajo conseguimos una mejor energía y vitalidad para enfocar los retos de la vida. En esta aproximación del Trabajo sobre Sí que recoge una mirada gestaltica, también es notable el conocimiento que vamos adquiriendo de nosotros mismos y de la manera como creamos vínculos con la vida.

 

También te puede interesar