Dona empoderament

De las mujeres, placer y perfección

De las mujeres, placer y perfección

Recomiendo la lectura del libro “Nacidas para el placer” de Mireia Darder, quien fue tutora de mi grupo en la formación como terapeuta. Codirectora del Instituto Gestalt y un referente en el ámbito de la mujer.

Vivimos tiempos convulsos, el poder de la represión se muestra sin máscara y se hace muy evidente el interés en que permanezcamos sometidos, hipnotizados por espejismos de consumo y redes sociales. En este contexto, rescato hoy como herramienta de dominación, la negación del poder de la mujer y de su placer y pongo de relieve la fuerza, la inteligencia y la determinación de las mujeres de las nuevas generaciones.

Tras el papel social que nos hemos creído, muchas mujeres hemos olvidado el juego y el placer como una parte importante de abrazar la vida porque estábamos demasiado pendientes de las obligaciones y de las necesidades de quienes nos rodeaban. Necesitamos avanzar más allá de los miedos que se nos despiertan cuando perseguimos lo que queremos.

Ánimo! Porque ya hay toda una generación de mujeres que ha estado trabajando en esta dirección y ahora ya existen referentes. En resumen, ya no necesitamos la exigencia de tener que ser de una manera determinada para ser aceptadas. Sólo falta que nos lo creamos.

En este camino de reaprender quiénes somos, destaco un párrafo del libro donde se cita la junguiana June Singer:

Una persona sabia dijo una vez que el objetivo del principio masculino era la perfección y que el objetivo del principio femenino era la realización, la terminación.

Si eres perfecta, no puedes estar realizada (…), porque debes omitir todas las imperfecciones de tu naturaleza.

Si estas realizada (…), no puedes ser perfecta, porque estar completa significa contener tanto el bien como el mal, el acierto y el error, la esperanza y la desesperanza.

Así que, tal vez sea mejor contentarse con algo menos que la perfección y algo menos que la realización. Quizá tengamos que estar más dispuestas a aceptar la vida como nos viene.

El libro recuerda que una buena manera es trabajar la conexión con el cuerpo y, más allá de los tabús, reaprender su lenguaje para mejorar la satisfacción con la vida.

¿Como sería si nos orientásemos hacia lo que da placer?

Cada una desde quién es, desde allí donde estamos. ¡Vamos!

*


* Imagen de portada del libre “Nacidas para el Placer“, de Mireia Darder. Colección Delicatessen de la editorial Rigden Institut Gestalt.