Tallers de Tantra per a Singles

La vida es obstinada

La vida es obstinada

El aspecto cíclico de la naturaleza es obstinado. En estos últimos días percibo un cambio en todo lo que me rodea: la luz, los almendros y los colores de la montaña.

Como en un maraña inseparable, reconozco el deseo y también el miedo. Tanto tiempo con falsas ilusiones, pérdidas, frustraciones y desencuentros, que una parte de mí querría seguir invernando, perpetuarse en los duelos y no correr ningún riesgo innecesario.

Volviendo a la maraña y a sus aparentes contradicciones, os quería compartir que estos días dejó el cuerpo el monje vietnamita Thich Nhat Hanh. ¡Maestro de tantas cosas!

Lo conocí hace unos años cuando después de leer mucho sobre mindfulness deseaba vivir durante un tiempo lo cotidiano desde la Plena Conciencia. La estancia en su comunidad de Plum Village fue un descubrimiento y sobre todo me abrió el corazón. Recuerdo el sonido de las campanas que abrían el espacio al silencio durante todo el día. También las caminatas con conciencia, la sensación en la piel de ser todos un ser avanzando con una sola presencia.

Me abrumó cómo hablaba del sufrimiento. Percibía el dolor de su niñez y los traumas vividos en la guerra de Viêt Nam. Y sobre todo, ¡esa Paz! Transmitía verdad y no me tocaba otra que mirar de frente al dolor y al sufrimiento e intentar aceptarlos.

Quizás por todo ello ahora, su muerte, no me conecta con la pérdida y la tristeza. De hecho, me recuerda lo que es la Vida. Esta vida que es obstinada, como decía más arriba.

Él creía que estamos dominados por el miedo y que de esta forma no podemos comprender nuestro sufrimiento ni tampoco el de los demás. La falta de comprensión nos hace sentir víctimas. Queremos la paz y la felicidad, pero no sabemos cómo conseguirlas.

Quizás la verdad sea que avanzamos, como un solo ser, lentamente y en paz hacia un destino luminoso. Y esto sucede en todo momento aunque no nos demos cuenta porque vivimos pendientes de tantas cosas urgentes que no son importantes.

Hoy me he detenido lo suficiente para escuchar el repique del campanario del pueblo y recordar todo esto. Gracias, Thai. Gracias infinitas.

rosa montells Teràpia Gestalt Collbató

Autora

Rosa Montells

Terapeuta Gestalt con quince años de experiencia, miembro de la Asociación Española de Terapia Gestalt (AETG). Instructora de Movimiento Conciente Río Abierto. Profesora de Cocina Natural y Energética. Licenciada en Farmacia.